free bbw porn
porn free
free milf porn
free porn videos
free gay porn
free hd porn
free porn cams
free porn vids
free amateur porn
free gay black porn

Carrera sin sentido hacia el éxito

 

                                                                                                                        UNA CARRERA SIN SENTIDO HACIA EL ÉXITO.

 

En nuestro medio los jóvenes están en inmersos en una competencia absurda por la perfección física y la capacitación intelectual para lograr poder y éxito económico. Panorama gris de una nueva generación de oropel.

 

Al mirar las bailarinas de algunos de los espectáculos a los que asistí en el festival Iberoamericano de teatro de Bogotá, me llamó la atención que se trataban todas(las de Israel, España, India, Africa,etc) de niñas normales. Me refiero, había flacas, gordas, medianas, con cintura, sin cintura, con muchos senos, con pocos senos, sin senos, con barriga, sin barriga, con gorditos, sin gorditos, con piernas gruesas o delgadas, con pelo largo, corto, rubio o castaño, pero mujeres claramente sin cirugías y sin esa obsesión por la belleza física que es cada vez más evidente en nuestro país.

 

Al mirar las mujeres de otros paises yo estaba segura que la mayor parte de esas talentosas niñas no habrían siquiera sido consideradas en nuestro país para ningún tipo de espectáculo o trabajo relacionado, ya que habrían sido inmediatamente descalificadas o enviadas al cirujano plástico, al diseñador de sonrisa, al asesor de imagen, al cirujano maxilofacial, al entrenador personal, etc, antes de ser aceptadas siquiera para realizar el casting.

 

Este culto por la perfección corporal tuvo su inicio hace ya algunas décadas en Brasil , posteriormente Argentina y ahora en Colombia donde todas las actrices, bailarinas, presentadoras, extras, y mujeres corrientes deben corresponder a un prototipo casi idéntico. Altas, exuberantes, de cintura pequeña, senos grandes, pelo y piernas largas, vestidas por diseñadores reconocidos y con patrocinadores de belleza específicos.

 

El cuidado del cuerpo es necesario para la salud física y mental de todos nosotros. Tener un cuerpo sano y armónico ayuda a mantener un autoconcepto favorable pero el problema, como en cualquier otro punto, es irse a los extremos. No podemos continuar pegados del exterior, es imposible seguir en esta carrera interminable hacia la perfección física, los post-grados, doctorados, maestrías, el cambio compulsivo de carro, de novia, de apartamento, de peluquero, de asesor de imagen.En algún momento debemos hacer un alto en el camino preguntándonos hacia dónde nos va a llevar esa competencia absurda hacia la nada.

 

Actualmente estoy viendo en mi consultorio una gran cantidad de adultos jóvenes de alrededor de 18 años que están haciendo doble o triple programa en alguna prestigiosa universidad, que hablan tres o cuatro idiomas, que ya han viajado por todo el mundo y que están entrando en bloqueos emocionales severos por sentir que no van lo suficientemente rápido en la vida???!!!!!! (Antes de continuar quiero pedir disculpas por el carácter eminentemente elitista de mis pacientes, pero hablo de la problemática que más conozco sin desconocer la severidad de la conflictiva de los jóvenes de clase media y baja,la cual trataré de investigar para poder trabajar en un próximo artículo).

 

Mi preocupación es evidente. Todos estos muchachitos, extremadamente brillantes, con todas las posibilidades del mundo por delante,están siendo absorbidos por la sociedad loca de consumo y perfección que nos rodea. Y nadie reacciona. Los mismos padres exigen a sus hijos una ambición desmedida en el área física, intelectual y de proyección laboral. Estos niños genios,con posibilidades extremas de aprendizaje se están reventando emocionalmente en el camino. Y nadie parece darse cuenta. Las exigencias a nivel familiar,social y académico rayan en lo psicótico produciendo verdaderos corto-circuitos mentales en personalidades aún no consistentes.

 

Hasta dónde vamos a llegar?