free amateur porn
free porn cams
free bbw porn
free gay porn
free hardcore porn
free mature porn
free internet porn
free por
free gay black porn
free celebrity porn

Bigamia

 

                                                                                                                                                     BIGAMIA

Los hombres en nuestro medio tienen dos hogares. Por qué las mujeres permitimos esta situación?

 

Me impresiona ver en mi consultorio todas las semanas decenas de mujeres que son las compañeras permanentes de hombres casados. Y estoy hablando de Bogotá, no de Santa Marta, Sincelejo o Valledupar donde tal fenómeno social ha existido siempre y es aceptado por la sociedad. Sin duda alguna hay BIGAMIA en nuestro medio. Nadie habla de ello, pero muchos hombres tienen por lo menos dos hogares constituidos, con hijos en cada uno de ellos, y en los que son totalmente identificados como cabezas de familia. Este fenómeno podría ser secundario a la necesidad que siente el hombre de reforzar su imagen de macho proveedor y cabeza de familia tan desdibujada en los últimos tiempos.

 

Nos estamos acercando más a una verdad que aunque es cada día mas evidente no hemos aceptado como deberíamos para poder, no solo asumirla, sino también actuarla en su justa consideración.Ni los hombres son tan hombres en el sentido peyorativo de la palabra ni las mujeres tan mujeres como habíamos pensado hasta ahora. O, mejor dicho, las cualidades que durante siglos caracterizaron a uno y otro sexo ahora se han difuminado y entremezclado para dar lugar a una generación de mujeres gerentes de empresas y hombres cocineros. Ya no existe la mujer que es mujer por planchar, lavar o cocinar y el hombre ya no es hombre por llevar la leña y el alimento al hogar. Los papeles, al fin, se han trastocado y eso nos ha permitido acceder a la negación de estereotipos arcaicos y obsoletos originados en una cultura patriarcal o matriarcal promotora de las diferencias.

 

Sin embargo, no todo es tan fácil, como siempre la rebelión de los, hasta ahora vistos como débiles, no es vista de una manera benigna por el opresor. Aún con la supuesta llegada de la democracia el advenimiento de una nueva clase debe pagar cara su osadía. Las cargas no están equilibradas. ...